domingo, 16 de octubre de 2011

Altares de día de muertos, ¿cómo hacerlos?


El Altar de Muertos es un elemento fundamental en el conjunto de tradiciones mexicanas del día de muertos, que consiste en instalar altares domésticos en honor de los muertos de la familia.  La tradición se resistió a morir y poco a poco se le fueron incluyendo elementos de las culturas europeas, trascendente mente, la celebración fue trasladada a los principios de noviembre para que coincidiera con el Día de Todos los Santos.

La estipulación de la festividad religiosa del Día de Todos los Santos se conjuga con el Día de Muertos, como un intento de erradicar esa festividad, considerada como sacrílega y pagana. En tiempos de la Conquista de México se intentó convertir al catolicismo a los pobladores de Mesoamérica, así borrar toda creencia y tradición que no fuese europea.



¿Cómo hacer un altar? 

Los altares en México se realizan dependiendo del tipo de región en la que nos encontremos. Por ejemplo en San Juan del Río; Qro. Los altares a los que estamos acostumbrados a ver son de 3 a 4 niveles en las escuelas, puesto que para no perder las tradiciones se hacen concursos y ese tipo de cosas. Hemos podido observar altares que tienen comida, flores, adornos, dulces, papel picado, veladoras, etc. A continuación se enumeran los tipos de altares y que representa cada uno de estos elementos dentro del altar.

Tipos de Altares
  • Altares de dos niveles: representan el cielo, y la tierra. 
  • Altares de tres niveles: representan el cielo, el purgatorio y la tierra. 
  • Altares de siete niveles: representan los siete niveles para llegar al cielo, al purgatorio o al infierno según la tradición católica.

¿Qué conforma un altar?
  • El arco o marco adornado que se ubica en la cúspide del altar simbolizando la entrada al mundo de los muertos.Adornados también con limonarias y flores de cempasuchitl.
  • El papel picado es una representación de la alegría festiva del día de muertos y del viento.
  • Las velas, veladoras y cirios sirven como luz guía este mundo. Por tradición se colocan velas, veladoras y cirios de color morado (símbolo de duelo) y blancas (símbolo de pureza). Cuatro cirios se colocan en alusión de los puntos cardinales. Las veladoras se extienden a modo de sendero para llegar al altar. Las velas y demás veladoras se colocan sobre candeleros morados repartidas en todo el altar siempre en un número par. Las velas, veladoras y cirios con luz son la clara representación del fuego.
  • El agua es de suma importancia y tiene múltiples significados. Refleja la pureza de las almas, es reflejo del ciclo continuo de la regeneración de la vida y la muerte y promesa de fertilidad en la vida y en la siembra. Se coloca un vaso de agua fresca para que el espíritu refresque sus labios y mitigue su sed después del viaje desde el mundo de los muertos. A la vez se coloca un aguamanil o jícara con agua, junto a un jabón, una toalla y un espejo para el aseo de los muertos.
  • Las flores fungen como ornato en todo altar y sepulcro. La flor de cempasuchil es uno de los elementos más importantes de los altares, además de ornato la tradición indica que su aroma sirve guía a los espíritus en este mundo.
  • Las calaveras son alusiones a la muerte que siempre esta presente. Son coloridas calaveras de azúcar, barro y yeso con adornos de colores, de fuerte influencia barroca. Distribuidas en todo el altar y tres calaveras de mayor tamaño que simbolizan a Trinidad cristiana.
  • Se prepara y coloca comida al agrado de los fallecidos, se cocinan desde días antes los platillos tradicionales como: tamales, mole, arroz, calabaza en tacha, etc. para que los muertos puedan disfrutar de su esencia. La comida no es únicamente para el alma visitante, sino para los deudos, quienes festejaran con ella.
  • El pan representa la generosidad del anfitrión, y el regalo de la tierra misma. Es un elemento agregado por los evangelizadores españoles el cual también es una representación de la eucaristía. Existen múltiples variantes en su elaboración, como lo son los panes en forma de “muertitos” de Pátzcuaro y de la selva potosina y en el centro de México se acostumbra el pan de anís en forma de domo redondo, adornado con forma de huesos en alusión a la cruz y espolvoreado de azúcar.
  • Los objetos personales son artículos pertenecientes en vida a los difuntos y se colocan en el altar para que el espirtu pueda recordar momentos de su vida. En el caso de que el difunto sea el espíritu de un niño suelen colocarse juguetes en el altar.
  • Inifinidad de adornos alusivos a la muerte han surgido del arte popular mexicano y se han agregado al altar de muertos. Figuras con cuadros de entierros, velorios o cementerios, o representando escenas de la vida cotidiana con esqueletos como personajes realizados en figuras de alfeñique, cartonería, madera, barro o yeso, son típicos de la fecha, así mismo como hermosos arreglos frutales o florales.
Ejemplo de un altar Mexicano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada